Brasil mejorará la seguridad en los museos después del incendio en Río

El Gobierno brasileño anunció hoy un plan dotado de 25 millones de reales (unos seis millones de dólares) para proyectos destinados a mejorar la seguridad en los museos, después de que un incendio devoró el Museo Nacional de Río de Janeiro. EFE

Río de Janeiro .- El Gobierno brasileño anunció hoy un plan dotado de 25 millones de reales (unos seis millones de dólares) para proyectos destinados a mejorar la seguridad en los museos, después de que un incendio devoró el Museo Nacional de Río de Janeiro.

El plan fue definido durante una reunión que el mandatario Michel Temer sostuvo con miembros de su gabinete y, según el presidente del Banco de Desarrollo Económico y Social (BNDES), Dyogo Oliveira, será canalizado a través de esa institución estatal.

El dinero provendrá de una ley que ofrece reducciones tributarias a empresas que financien actividades culturales y será destinado a “proyectos de seguridad y prevención de incendios y la modernización de las instalaciones” de los cerca de 500 museos administrados por el Estado, explicó Oliveira.

“Esta iniciativa apunta a prevenir y evitar nuevos episodios de la naturaleza del desastre ocurrido en el Museo Nacional”, agregó.

La sede de esa institución, un edificio histórico situado en el parque Quinta de Boa Vista, en Río de Janeiro, fue casi totalmente consumida por un incendio que estalló la noche del domingo y sólo pudo ser controlado durante la mañana del lunes.

El museo, construido por decisión del rey Juan VI de Portugal e inaugurado el 6 de junio de 1818, fue el escenario escogido por la princesa Leopoldina, mujer del emperador Pedro I, para firmar la declaración de independencia de Brasil en 1822 y también acogió la primera Asamblea Constituyente tras el fin del imperio.

En su acervo, que se calcula que se perdió en cerca de un 90 %, figuraban valiosos documentos y piezas únicas, como el esqueleto de Luzia, los restos humanos más antiguos descubiertos en Sudamérica, que databan de hace unos 12,000 años y cuyo destino hasta ahora se ignora.EFE

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*